Bodas de Plata de Sonia Bonilla & Vicente María

Por Orlando Jerez.- 

Para Sonia Bonilla y Vcente María el matrimonio canónico es el sacramento mediante el cual Dios bendice la unión entre hombre y una una mujer. Ambos coinciden, en que se trata de una vocación y un llamado del Señor y lo describen como una experiencia maravillosa a través de la cual han visto el rostro de Dios manifestado en sus vidas.

A pesar de que poseen carácter y personalidades distintas (fuerte y explosivo, como ellos se describen) esta pareja con 25 años de casados, ha logrado formar y sacar adelante una familia de siete miembros, teniendo siempre a Dios como centro para poder ponerse de acuerdo y entrar en comunión.

Conoce más de cerca sobre la vida de esta pareja y su familia, quienes son parte de nuestra comunidad parroquial a través de esta entrevista en la que nos cuentan su experiencia matrimonial y familiar.

1. ¿Cómo describen todos estos años de matrimonio?

Han sido años de crecimiento, de subidas y bajadas, de caernos y levantarnos. Con muchos si y muchos no. Dios nos ha enseñado a perdonarnos, aceptarnos y corregirnos, nos ha permitido muchísimos momentos de alegría donde hemos recibido los hijos, hemos reído y llorado, y juntos iniciamos la vida de iglesia dentro de las comunidades del Camino Neocatecumenal hace 25 años, formando parte de la 7ma comunidad de Jesús Maestro. Estamos aprendiendo a donarnos, y sin temor a equivocarnos, estamos viviendo los mejores años de nuestra vida matrimonial.

2. ¿Qué consideran es lo más difícil en el matrimonio?

Donarse, aceptarse y perdonarse. Renunciar a uno mismo.
Entrar en la obediencia, no puede haber dos cabezas en la casa, y Dios ha dicho que el hombre es la cabeza. Aceptar que somos diferentes, querer al otro como es. Perdonar, siempre perdonar, hasta 70 veces 7 y más. La corrección con caridad pero con la verdad. Aprender a callar descubriendo el amor de Dios en medio del sacramento manteniendo la alianza en medio del combate.

3. ¿Cuál ha sido la clave del éxito dentro de su vida matrimonial?

Obedecer la voz de Dios . Conocer a Dios en sus tres personas Dios padre, Dios Hijo Dios Espíritu Santo.

Dios padre: Ver que en sus planes estábamos contemplados para ser marido y mujer a pesar de tener temperamentos tan fuertes.

Dios hijo: Jesús nos ha dado una nueva vida, estábamos lejos de la gracia de Dios y nos llamó, murió por nuestros pecados, nos perdonó y nos anima a imitarle siempre y en todo a Él. Jesús nos ha regalado a su madre siempre intercesora. ha visto que no teníamos vino y su hijo nos ha dado el mejor de los vinos. La iglesia como madre nos enseña, nos perdona, nos acoge, nos anima nos corrige a través de mi párroco, mis catequistas y mis hermanos de comunidad.

Dios Espíritu Santo: nos ha animado, consolado, inspirado, ayudado a amarnos como somos. nos invita a reconciliarnos, a reconocer que hemos metido la pata, nos ha impulsado a recibir los hijos de Dios, ha sido nuestra alegría en medio del combate a través de la palabra de Dios.

4. ¿Como padres, cuál ha sido el mensaje principal y los valores que han inculcado a sus hijos a través de la crianza?

El Amor a Dios. Dios nos ha regalado 7 hijos. Esther, Israel, Raquel, Emely Judit, Gabriela Sara y Susana; Rezar en familia; respetar el día del señor, el domingo; participar del sacramento de la eucaristía, el estudio de la palabra de Dios. 5 de nuestros hijos están en comunidad en la iglesia, donde participan, tocan instrumentos y cantan.

5. ¿Sintieron temor en algún momento para crear una familia numerosa?

No sabíamos cuántos hijos Dios nos daría. Solo queríamos hacer su voluntad. Sabíamos que cada hijo conllevaba más esfuerzo, donación, sacrificio, oficios, sufrimientos, menos horas de sueño… pero Dios nos consolaba. Cómo negarnos a Dios después de recibir tanto amor de Él?

Dios nos ha regalado a Vicente y a mi sabiduría e inteligencia para iniciar nuestros proyectos, Vicente se independizó hace 15 años como asesor fiscal y a mí me regaló el don de hacer pasteles en hojas. Es Dios quien nos da lo que necesitamos, ni más ni menos. El donarme en la familia, me ha hecho economista, estilista, maestra, asesora, ama de Casa, psicóloga, pediatra, decoradora, pintora, compositora, escritora , catequista, cantora, chef, en fin todo es Dios quien nos lo da.

6. ¿ Una anécdota o testimonio de fe que hayan vivido en su matrimonio y que quieran compartir con la comunidad parroquial?

Hace 14 años tuvimos una crisis, cansados de luchar por querer que el otro cambiara. Esperábamos un milagro de Dios. Para la actividad de los reyes de ese año, en medio del calor nos reunimos en familia y compramos algunas cervezas. Recordé que Dios se hace presente cuando los esposos se unen, momento oportuno para pedir a Dios. Esa noche pedí que me ayudara a hacer su voluntad. Quedé embarazada de mi sexto hijo. La crisis matrimonial seguía, yo sabía que Dios todo lo permitía con una finalidad. La niña nació 20 de Septiembre, el día 23 nos peleamos, y antes de irnos a dormir Vicente me dijo No te apures Sonia que Dios nos va a ayudar. Ese 24 de Septiembre, la Virgen nos concedió el regalo de la comunión, el perdón, la aceptación, la alegría… Y desde entonces hemos vivido en el amor que no conoce exigencias. No somos perfectos, pero nos queremos. Nos amamos.

7. Finalmente, quisieran compartir algún mensaje dirigido para todos los matrimonios de la parroquia Jesús Maestro.

El demonio siempre intenta dividir y separar. El matrimonio cristiano pone a Dios en medio, allí donde no podemos y nos cuesta, Dios nos une a través de Él. Es fundamental hacer vida de iglesia participando de las diferentes realidades que encontramos en ella, comunidades grupos… El matrimonio no es un proyecto, no es un ideal… no hay un patrón. Dios es nuestro maestro, es Él quien va hacia adelante en este gran misterio, donde dos personas distintas se unen en amor. Todos los matrimonios tienen problemas, pero es Dios quien lleva la historia y permite los acontecimientos.

Se pueden tener los hijos que Dios quiera porque lo que importa es Dios. Yo renuncié a la vida de oficina para estar dispuesta en las cosas de la casa y la familia, y no me ha faltado nada. Dios nos permitido viajar con nuestros hijos, peregrinar en la iglesia ir a tierra santa, y como si fuera poco proveyó un techo adecuado a nuestra hermosa familia numerosa.

Nuestros hijos han estudiado, para su gloria dos psicólogas y un financiero, dos en la universidad y dos en el colegio… ha sido formidable.

Y como siempre decimos:
DIOS HA ESTADO GRANDE CON NOSOTROS Y ESTAMOS ALEGRES!!!!

Los hijos también responden

1. ¿Cómo describes a tus padres?

Uno es la fuerza y otro la misericordia, son dos personas distintas, con carácter fuerte, que nos demuestran cada día que el matrimonio no es como en los cuentos de hadas, sino que es un sacramento que solo se puede llevar adelante con la ayuda de Dios.

2. ¿Qué significa pertenecer a un hogar cristiano?

Significa tener a Dios como centro de nuestra vida, saber que nuestra vida no está hecha al azar, sino que Dios es quien guía nuestros pasos y que todo lo que nos pasa tiene una razón de ser. Pertenecer a un hogar cristiano nos da la paz y la tranquilidad al saber que siempre, en todo momento, Dios va a proveer para nosotros.

3. ¿Qué es lo que más te gusta de tus padres?

Lo que más nos gusta de nuestros padres es que en cualquier circunstancia que nos encontremos, siempre están ahí para darnos una palabra y apoyarnos nuestras decisiones más importantes.

4. ¿Cuál es el más estricto de los dos?

Papi

5. ¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje que has obtenido de tus padres?

La fe, la obediencia, la donación, el amor a la palabra y el saber presentarle a Dios todos nuestros proyectos, porque Él es el único con el que podemos salir adelante.

6. ¿Cómo quieres recordar a tus padres?

Cariñosos, divertidos, sabios y comprensivos.

7. ¿Algún sueño o actividad que quieras realizar con tus padres?

Cuando mis hermanos mayores y mis padres fueron a Disney yo no había nacido, por eso mi sueño es ir a Disney con mis padres.

Conversando con el Vicario. Entrevista al Rev.P. Diego Rosales

“Como vicario en esta parroquia, sólo puedo dar testimonio del...

“Mariculla Guillén, fue una madre de testimonio y de fe”

Por Orlando Jerez Confiar en Dios es estar totalmente seguro...